¿Qué es el flat design?

Desde hace algunos años, el diseño web se rige por las ‘leyes’ del diseño gráfico plano o, en inglés, flat design.

Este tipo de diseño gráfico, especialmente utilizado en la creación de páginas web, banners publicitarios, etcétera, sigue ocupando un puesto muy importante en el mundo de las artes gráficas.

¿En qué consiste el flat design?

El flat design es un tipo de diseño que se apoya en el minimalismo, en el estilo tipográfico Suizo y  en la escuela de Bauhuaus. Es un diseño que rompe con la tendencia anterior basada en el realismo. Ahora, con el flat design, la experiencia del usuario es lo más importante y todo aquello que interfiere en el mensaje que se desea comunicar se elimina.

También es el diseño que responde a las necesidades de la funcionalidad, puesto que es posible modificar los tamaños de manera sencilla para que se adapte a diferentes navegadores y/o dispositivos, tales como móviles y tabletas.

El flat design es, sin duda, una de las mejores herramientas del UED (User Experience Design), un instrumento destinado a proporcionarle al usuario únicamente la información que necesita.

Respecto al origen de esta revolución del diseño, es Microsoft el que establece las bases en el año 2006 con la creación del mp3 Zune, dispositivo al que le siguieron teléfonos móviles y otras marcas como Apple.

¿Cuáles son sus características?

1. Plano: todo el diseño es completamente plano. No tiene sombras, ni texturas, ni degradados, ni relieves… Este tipo de diseño gráfico elimina cualquier elemento que proporciona realismo y tridimensionalidad, creando diseños sin profundidad, sencillos, elegantes y sofisticados.

2. Colores: en relación a los colores, en el diseño gráfico plano se utilizan colores primarios y secundarios normalmente sobre fondos oscuros. Los colores poco saturados como los tonos pastel son los más utilizados. No obstante, cada vez es más habitual el uso de colores más vibrantes, tales como el amarillo, el naranja, etcétera.

3. Tipografía: en este estilo de diseño es muy importante seleccionar con cuidado la tipografía. Lo más habitual es seleccionar aquellas que son de lectura más fácil, por ejemplo las sans-serif.

El long shadow design

El long shadow es un tipo de diseño gráfico que proviene del estilo flat. Como consecuencia de la simplicidad del flat surge el long shadow, una técnica que consiste en colocar sombras a los objetos de manera muy cuidadosa.

Este tendencia la hemos visto múltiples veces en iconos y logotipos y es capaz de otorgar mucha profundidad a un diseño plano y sencillo.

Tanto el flat design como el long shadow design son dos técnicas del diseño gráfico que, a pesar de parecer sencillas a primera vista, requieren grandes conocimientos de diseño, de tipografías y de colores.

Fuente: https://www.roiting.com/

Fotografía de cabecera de: stux de pixabay